Pensar y mirar



Pensar es más interesante que conocer,
pero menos interesante que mirar

Goethe