Villa d'Este. Tívoli, IX-2012. Memorias cuánticas


Estando en Villa d'Este, cuando imaginé las fiestas, los placeres, las voces, y sonidos de antaño,
en fin, el día a día de sus dueños, me vino a la mente donde existían realmente.

La respuesta más obvia era, "en mi mente", pero siguiendo estrictamente la interpretación de Copenhage de la Mecánica Cuántica, sólo existen objetivamente cada vez que las imagino.

Eso precisamente es la historia como eventos de un presente pasado, no tienen realmente sentido
sino cuando la evocamos, mientras tanto son sólo edificaciones y ruinas muy hermosas
llenas de misterio, sonidos y color