Dejemos hablar a la arquitectura