Tiempo para serenar nuestros mares interiores y pensar